Etiquetas

domingo, 15 de octubre de 2017

ME SUPISTE















Llegué a tu lado desde mi silencio, crucé la distancia y vencí el espacio y el tiempo, sé que me sentiste, percibiste mi presencia, lo supe cuando me miraste y a tu lado descubriste el aroma de mi esencia. Pronuncié en suave susurro tu nombre, tus ojos se abrieron para mi al instante y con una sonrisa los míos acariciaron.

Me supiste con la misma intensidad que yo lo hice, se detuvieron nuestras miradas hipnotizando segundos, fijando deseos, desterrando temores, queriéndose adentrar en la profunda calma del ensueño. Los abrazos se buscaron, las almas se fundieron , los cuerpos hablaron abrazados con no- palabras de silencios.

 Unidos a los míos se mantienen tus latidos, no quiere mi alma de la tuya alejarse, quiere ser el manto que tu cuerpo abrigue, que tus miedos venza, que inunde de esperanza tu pensamiento en un nuevo día, en un mañana cierto. 

Mantenerme pegada a ti es mi mayor deseo, escuchar el apacible sonido de tu palpitar muy junto al mío, corazón con corazón, latido con latido. Lates en mí y te inhalo al mismo tiempo que mi exhalación amor te insufla y como un torrente  desbordado toda mi energía circula por tu cuerpo.

 Sé de tu respiración, sé de tu calma, sé del duro pulso al que la vida te somete, sé que no te das por vencido, ahí estás, mente tranquila y serena, mi alma confortando la tuya muy cerca, te ama, te acaricia, te acuna, te besa. 

Por ti se duele y sufre, por ti sonríe y sueña. A ti se dirige sin que lo sepas sabiéndolo, intuyéndolo, emisaria de un mensaje de amor y fuerza que en tu piel se incrusta y  tu boca besa. Por ti vela y se desvela en pensarte, por ti, mi amor, por ti mi ser te transpira y respira de tu aliento envolviéndote en un halo de amor inmenso que a tu vida envía justo en este momento. 



Imagen de la red

domingo, 8 de octubre de 2017

PIÉNSAME













Piensa en mí con intensidad y con fuerza.

 Piensa en mí pero no te quedes solo con la imagen que la mente te muestra,

piensa en mí desde tu interior, desde el fondo de tu alma, desde tu más pura esencia.

Sumérgete en ella y piénsame con la mirada y el amor que mi alma refleja.

Piénsame sin temor y no te detengas en poner juicio o razón a tus pensamientos.

Piénsame  desde el amor y abre tus puertas al corazón sin miedo,

déjate llevar y fluye con las aguas de este mar que serenidad a tu playa llevan.

Piénsame y no te rindas ni desfallezcas, 

abrázate a mi corazón que desbordado de amor hacia el tuyo navega.

Piensa en mi y alivia con mi amor el dolor que  tu vida atormenta.

Piénsame y vuela hacia la libertad fundiéndote conmigo en mis sueños,

abrázate a este amor que sin condición ni reserva mi corazón te entrega.

Abrázate a mi amor y envuélvete en el confort que mi alma te brinda.

Aférrate a este amor que paciente y en silencio por ti espera.

Abrázame, amor, y deshaz con la fuerza de mi amor los nudos que a tu alma aprietan.







Imagen de la red





viernes, 6 de octubre de 2017

AMÁNDOTE












Quise arrancarte de mi corazón y dejarte fuera de mi vida. Quise de mi mente tu recuerdo destruir, quise no amarte y no sentir dolor por tu ausencia. Quise, de un zarpazo, arrancar de cuajo las heridas de mi alma, mas inútil y vano ha resultado todo intento, abortó la gestación y el fracaso fue su condena.

 La mano del destino o quizá la mano del Universo se interpone en mis deseos destruyendo cada uno de mis propósitos desoyendo el grito de angustia que lanzo al viento.

 De súbito, cae ante mí el velo de ceguera que me había impuesto, no puedo seguir luchando y contrarrestando mis fuerzas, débil y extenuada me siento por la cruenta batalla que en mi interior mantengo abierta.

 Cayó el oscuro velo que impide ver mi realidad, no me sirve de nada combatir, no tiene sentido querer borrar de raíz el amor que hay en mí, el amor que siento por ti, el amor que contra todo argumento y lógica  raíces profundas echó en mi corazón y fue creciendo y se extendió en mi ser como se ramifica una enredadera.

 En cada intención adoptada se escapa un grito de dolor , en cada palabra o incluso en el silencio me llega tu imagen recreando tu recuerdo. No quiero ya luchar contra ti, me entrego y acepto el hecho de que no puedo ahogar mi corazón y sumirlo en el dolor del silencio.

Bajo la guardia y me rindo ante este sentimiento, no voy a contribuir a más enfrentamientos desestabilizando mi entendimiento. No voy a oponer más resistencia entre lo que debería y lo que debo, entre lo que necesito y lo que anhelo, entre el intento y el olvido, entre vivir sabiéndote dueño de mi corazón o morir en el destierro sin haber sabido de ti, sin haber sentido en mi piel el placer de apreciar la magnitud del significado del más bello de los verbos. 

Te amé, te amo y te amaré y este amor que es mi locura y mi desvelo en mi alma permanecerá hasta el último día de todos los tiempos. 







Imagen de la red



martes, 3 de octubre de 2017

AMOR
















Aflora en mi corazón tu recuerdo cual delicada caricia de una mano alada que me envuelve con su manto para dar cobijo a mi alma. Tan vívida , tan sutil y placentera es la emoción que a mis sentidos llega, que siento  como si del suave recorrido de una pluma danzando con el viento se tratara, lentamente deslizándose hasta confundirse en mí, formando parte de mi alma, subyugando mi piel, acariciando mi cuerpo. 

Afloran los recuerdos, sí, inundando mi alma de estremecimientos. Rejuvenece y se alegra el corazón al compás de la memoria que a su latido se acerca. Inexorable pasó el tiempo, tan rápido como una sola inhalación en la que absorbió vida y recuerdos. La exaltación del momento hace que vibre de nuevo con las mismas ansias, con el mismo fuego con que ardió mi corazón al conocer  el amor en un otoño que se inundó de primavera. 

Solo el alma sabe cuánto amor contuvo dentro, amor que sin darme cuenta pervive en mí, vivo y tan intenso como en el mismo instante en que llamó a mi puerta. No hay lamentos, solo placidez y calma y un  amor inenarrable se aloja en la memoria del corazón que, sin tener en cuenta el transcurso del tiempo, en su galope frenético guarda. Aflora con fuerza el amor en mi pensamiento porque ni el tiempo ni la distancia ni la amnesia que apareciera puede destruir los recuerdos del sello y la marca que el amor en mi alma dejó impresa. 





Imagen de la red




domingo, 1 de octubre de 2017

VUELO INFINITO














Se alza la imaginación en un desenfrenado vuelo al infinito, 

 despliega sus alas inventadas en la fantasía del sueño para surcar los vientos en pos de la libertad. 

Esplendoroso plumaje blanco que reviste el cuerpo,

 envoltura de sutil esponjosidad que elabora y teje sus mayores anhelos.

 Volar más allá, atravesar la barrera del sonido y escuchar los latidos del silencio.

Más allá, donde se pierde la noción del tiempo y expía sus temores el 

pensamiento. 

Vuela la máquina creadora de sueños sin represión ni prohibiciones,  

fluyendo a voluntad en desordenado orden con las sensaciones y  emociones

que el suave rastro de polvo de estrellas su cuerpo impregna.

A medida que en el cosmos se funde, su alada forma en la nada se descompone 

y un todo forma con la inmensidad del universo.

 Vuela libre dejando atrás en el trayecto miedos y cobardías, 

desnuda y desprovista de todo equipaje se alza en busca de su esencia. 

Más allá de todo razonamiento, 

el mundo que tanto anhela, su fantasía, en su sueño lo elabora y para ella lo

 recrea. 







Imagen de la red






lunes, 25 de septiembre de 2017

CUANDO ME VAYA















Cuando me vaya,

  será tu nombre el que conmigo lleve en el último instante en mi pensamiento.

Cuando ya el alma del cuerpo se despida,

 en el segundo último de mi exhalación será tu nombre el que susurre el viento.

Cuando ya mis sentidos casi desvanecidos se pierdan

 se inundará mi alma con la calidez de tu esencia.

Evocará mi boca la tibieza de tu aliento, 

sentirán mis labios el recuerdo de tus apasionados besos en mi boca.  

Cuando el tiempo esté agotado y la sombra con la luz se mezcle,

cruzaré el umbral sin miedo, henchida de felicidad 

porque antes de partir, adormecida quedó mi alma abrazada a tu recuerdo

 y conmigo tu amor viajará hacia la paz del Universo.





Imagen de la red









sábado, 23 de septiembre de 2017

TE SIENTO EN MÍ











Cierro los ojos y adormecida en el silencio me dejo seducir por las imágenes que fluyen de

 mi mente.

 Percibo la levedad de tu presencia, tu sinuosa fragancia impregna mi ser que se deleita

 y se desliza lentamente acariciando, tu perfumada forma, cada una de las zonas 

del mapa de mi anatomía.

 Ebria quedo con tus aromas que hago míos y fundidos quedan en un suspiro con mi aliento.

 Te acercas como flotando en mi espacio infinito,

 detienes tu caminar y te inclinas junto a mí buscando mis labios arrebatado por el deseo, 

 tu boca suavemente la mía roza reclamando imperiosa que del letargo despierte.

Te siento, sí. Con tanta intensidad y evidencia te siento en mí que me confundo y

 dudo de la realidad de la vivencia.
  
Tan imperceptible en apariencia eres que resulta casi imposible saberte.

 Pero te sé, te siento conmigo, mi alma quedó marcada con la impronta de tu esencia,

 no necesito verte para saberte en mí, estás, habitas y te alojas en mis pensamientos,

en un entrecortado suspiro absorbo el aire que exhala tu aliento. 

El halo que emanas arde en mi piel como una llama candente

  no se apaga ni se olvida por mucho que el tiempo se empeñe.

  No escapa tu aroma a mis sentidos, 

no se desvanece el sonido de tu voz ni el susurro tierno de tus palabras.

No, por mucho que se obstine el tiempo, en la memoria mi piel permanece la

huella que el amor tatuó con tu imagen a fuego lento.  





Imagen de la red