Etiquetas

lunes, 25 de septiembre de 2017

CUANDO ME VAYA















Cuando me vaya,

  será tu nombre el que conmigo lleve en el último instante en mi pensamiento.

Cuando ya el alma del cuerpo se despida,

 en el segundo último de mi exhalación será tu nombre el que susurre el viento.

Cuando ya mis sentidos casi desvanecidos se pierdan

 se inundará mi alma con la calidez de tu esencia.

Evocará mi boca la tibieza de tu aliento, 

sentirán mis labios el recuerdo de tus apasionados besos en mi boca.  

Cuando el tiempo esté agotado y la sombra con la luz se mezcle,

cruzaré el umbral sin miedo, henchida de felicidad 

porque antes de partir, adormecida quedó mi alma abrazada a tu recuerdo

 y conmigo tu amor viajará hacia la paz del Universo.





Imagen de la red









sábado, 23 de septiembre de 2017

TE SIENTO EN MÍ











Cierro los ojos y adormecida en el silencio me dejo seducir por las imágenes que fluyen de

 mi mente.

 Percibo la levedad de tu presencia, tu sinuosa fragancia impregna mi ser que se deleita

 y se desliza lentamente acariciando, tu perfumada forma, cada una de las zonas 

del mapa de mi anatomía.

 Ebria quedo con tus aromas que hago míos y fundidos quedan en un suspiro con mi aliento.

 Te acercas como flotando en mi espacio infinito,

 detienes tu caminar y te inclinas junto a mí buscando mis labios arrebatado por el deseo, 

 tu boca suavemente la mía roza reclamando imperiosa que del letargo despierte.

Te siento, sí. Con tanta intensidad y evidencia te siento en mí que me confundo y

 dudo de la realidad de la vivencia.
  
Tan imperceptible en apariencia eres que resulta casi imposible saberte.

 Pero te sé, te siento conmigo, mi alma quedó marcada con la impronta de tu esencia,

 no necesito verte para saberte en mí, estás, habitas y te alojas en mis pensamientos,

en un entrecortado suspiro absorbo el aire que exhala tu aliento. 

El halo que emanas arde en mi piel como una llama candente

  no se apaga ni se olvida por mucho que el tiempo se empeñe.

  No escapa tu aroma a mis sentidos, 

no se desvanece el sonido de tu voz ni el susurro tierno de tus palabras.

No, por mucho que se obstine el tiempo, en la memoria mi piel permanece la

huella que el amor tatuó con tu imagen a fuego lento.  





Imagen de la red 




domingo, 17 de septiembre de 2017

LA SEÑAL













¿Cómo descifrar sin error los mensajes que el Universo manda?

¿Cómo llegar a saber si quiere realmente que se destapen los misterios

 y se acomoden a voluntad y conveniencia de los deseos?

 Se desboca el corazón en frenéticos latidos, 

se repliega en sí mismo atemorizado por el galopar desmedido.

¿Es una burla satánica de quien mueves los hilos del destino?

¿Cuál es la interpretación que en nombre del amor puede hacer el alma enamorada?

Lugar para más heridas ya no quedan en su alma ni en su cuerpo,

 tan malherido y maltrecho se halla que aún brota sangre en las cicatrices viejas. 

Resolver sin caer en el autoengaño

y llenarse de vanas ilusiones la mantiene aterrorizada.

¡Cuánto no daría por ser certeza en las claves del destino!

 ¿Cuál es la intención cuando ya el abatido corazón quedó mudo en su destierro? 

¿Cuál es el motivo por el que el destino vuelve a interferir de la misma manera?

¿Cuál es la razón por la que le envía una señal

 del amor que se apeó en su estación en el otoño de su vida?

 Sin querer caer,

 cayó en la tentación de quedarse para sí con la intuición que sus sentimientos dictan.

Insensato corazón

que deja de escuchar la razón y en manos del destino su incertidumbre y su dilema deja.

Se dejó convencer por la emoción 

y todo su ser vibró al recibir la señal que tanto anhelaba.

Mensaje de amor que devuelve la esperanza y la ilusión

 sin pensar en el error que pueda cometer al interpretar la misiva que el Universo le enviaba.







Imagen de la red

jueves, 14 de septiembre de 2017

QUÉDATE










Quédate conmigo hasta que cese la tormenta de mi alma.

 Arrópame con tus brazos y embriágame con el sabroso néctar de tus besos.

 Quédate conmigo hasta expandirnos y formar uno con el Universo, 

ahoga en mi boca la sed de amor que nuestros cuerpos provocan.

  Quédate conmigo bajo el cobijo pleno de la noche eterna,

 endulza mi respiración con la miel de tu aliento.

 Quédate conmigo, en mi corazón que en fuego arde y se consume en silencio. 

Quédate sin temor, sin tiempos de espera, sin pensar en ayer ni en mañana, 

sólo quédate conmigo disfrutando el ahora en que la vida es cierta.





Imagen de la red

miércoles, 13 de septiembre de 2017

DIÁLOGOS CON EL SILENCIO
















Te presentas ante mí secuestrando las palabras,

 tus ojos en mis pupilas clavas y me asustas y me intimidas con tu fría mirada, 

tal escalofrío recorre mi cuerpo que siento cómo la piel se me eriza y se estremece mi alma.

-¿Por qué huyes y evitas mi presencia? pregunta el silencio.

-Porque no quiero ser tu prisionera y huyo de tus garras.

-No has hecho nada por conocer mi fondo, quizá te sorprenda si atención me prestas.

-Sé que me tienes miedo, puedo verlo de lejos y olerlo en la distancia.

-Tengo miedo, sí, miedo por lo que representas,

tengo miedo al no sonido de las no palabras pronunciadas.

-Temo las visitas en la noche que en pesadillas convierten mis sueños.

 -Temo la soledad de mi lecho y el vacío hueco que el paso del tiempo dejó en mi almohada. 

 -Temo tu rostro impenetrable que rezuma soledades.

-No me asustan las tinieblas que algunos días pueblan mis horas,

 la soledad es mi mayor temor y eso es lo que tú, escabroso silencio, me recuerdas.

-No puedes huir de ti eternamente, a tus miedos has de hacer frente,

sólo vengo en tu auxilio aunque de ello no seas consciente.

-Mírame a los ojos fijamente y bucea dentro de ti a través de mi mirada,

 eres, sin querer serlo, silencio externo que apagar con un grito su voz intentas.

-No es de mi de quien debes asustarte porque de ti yo formo parte.

¡Deshazte de una vez del demonio que domina tus pensamientos 

y extirpa de raíz tus insanos miedos!

 -De la soledad has hecho tu enemiga y no la aceptas como compañera

 con fiereza la rechazas sin darte la oportunidad a conocerla.

  -Dialoga con ella y sabrás que viene en son de paz y no para declarar la guerra.

¡Atrévete a saber de ti en soledad, estrecha sin miedo sus manos!

¡Aprende a convivir con la soledad y a disfrutar de ella!

¡Escucha los mensajes de tu corazón y sumérgete sin miedo en la voz de tu propio silencio!







Imagen de la red




lunes, 11 de septiembre de 2017

INTERROGANTES












¿Y si nada fuera verdad? 

¿Y si la realidad en que creo solo fuera apariencia?

¿Y si mi cuerpo no fuera mío y mi alma no existiera?

 ¿Y si dejara de creer en el amor y mi corazón no latiera?

 ¿Y si ya en la mirada se apagara el brillo de ilusión que la iluminaba?

¿En qué clase de ente me habría convertido? 

¿Sería quizá una macabra sombra desprovista de vida? 

¿Sería capaz de afrontar la no-vida siendo habitante de un alma muerta?

 ¿Y si todo forma parte de una pesadilla en la que los sueños deciden fallecer?

 ¿Y si no queda esperanza para renacer de las cenizas?

 ¿Y si mi alma a cruzar el umbral se niega?

 ¿Dónde quedará mi esencia suspendida?

¿Atrapada en las tenebrosas sombras del destierro al que se niega?

¿Y si quisiera huir y recuperar su vida? 

¿Encontraría una luz que fuera su guía?

¿Y si ha sido engullida por todos los tormentos?

¿Cómo escapará de las catacumbas

 y hallará la salida del oscuro laberinto en que se encuentra?








Imagen de la red






sábado, 9 de septiembre de 2017

NO ME DOY POR VENCIDA















No me doy por vencida a pesar del abatimiento y el agotamiento del alma. 

No me doy por vencida porque te sigo amando y te añoro y te extraño.

  Tanto me duele tu ausencia que insomne me encuentra el alba abrazada a tu recuerdo

 y en la sutileza de su abrazo me consuela y me arropa

amortiguando con su beso el grito desgarrado que se quiebra en mi boca.

 Se aferran mis pensamientos a tu nombre con fiereza

 encadenando recuerdos y secuencias que laten vivos en la memoria añeja. 

 No me doy por vencida y sigo amándote en mis días y en mis sueños.

  Mi piel se eriza y se emociona cuando tu imagen mi corazón evoca, 

al sentir junto al mío tu aliento en un contenido suspiro se detiene el reloj, se paraliza el tiempo.

Al imaginar el confort que tus brazos me brindan se estremece todo mi interior

 al poder sentir, aun sin presencia, la caricia y el calor del contacto de tus 

manos en mi cuerpo, el ardor y la ternura de tus besos enamorados. 

No me doy por vencida y de mis sueños me alimento, aferrada vive mi alma a la

 ilusión de encontrarte de nuevo.

  Paciente mi corazón espera tu llegada cuando tú así lo sientas, no importa ni la

 estación ni el lugar ni el momento porque en mi sueño seguiré esperándote sin

 darme por vencida.










Imagen de la red