Etiquetas

martes, 8 de agosto de 2017

AGUAS DESBORDADAS












Se desborda el caudal que a duras penas puede contener el dique.

  Aguas embravecidas de un río que bulle y crece entre emociones revueltas

 dispuestas a saltar la presa que las mantiene inmóviles y reprimidas.

 Nada puede detener su fluir salvaje a través del abrupto camino. 

 En las frondosidades se pierden entre veredas y valles

 donde la luz espera la llegada de agua renovada,  de agua pura y cristalina. 

Sigue fiel a su propósito en el curso que la necesidad le marca.

 Enrarecidos pensamientos quieren tomar las riendas del tortuoso descenso

 impidiendo la llegada a un remanso en el que depositar su furia.

 Nada podrá interferir en su avance,

 ninguna roca por dura y fuerte que sea podrá desviar su cauce. 

Enfurecidos remolinos arrasan con su paso el sendero cubierto de pesadillas. 

Aguas dispuestas a limpiar las profundidades en las que habitan los demonios de su vida.

 No se amedrantan con las adversidades y contratiempos que a su paso lleguen,

 no se dejan amilanar e imponer más murallas ni diques que las contengan.

 Se deslizan decididas las aguas, sin causar daño, a toda prisa ladera abajo.

 Emociones que partieron turbias y bravas, en su recorrido se transforman en balsas calmas. 





Imagen de la red



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario